Las hierbas mágicas son un elemento fundamental que a un brujo, wiccan o practicante no le pueden faltar. Esto es porque sus energías o poderes mágicos ayudan mucho tanto con recetas mágicas como para tratar temas de salud.

Las hierbas básicas que no te deben faltar

Antes de todo este boom de las grandes industrias farmacéuticas, todo con lo que se trataban las dolencias del ser humano se hacía con las plantas. Todo el conocimiento que se tenía sobre ellas se podía obtener por varios métodos.

Por un lado, a través de la experimentación. Es decir, cuando a una persona le dolía por ejemplo el estómago probaba primero con una planta. Si ésta no calmaba su dolencia, probaban con otra. También se daba el caso de que quizá una misma planta no actuaba de la misma manera en una persona que en otra.

De ahí que se acabase desarrollando un laborioso estudio basado en la experimentación que luego acabaría recogido en los libros sobre planta y remedios caseros. Aunque hay que añadir que habrá remedios que en origen se transmitían de manera oral y de generación en generación.

Por otro lado, los chamanes mediante entraban en un estado alterado de conciencia y se comunicaban con la planta. Primero la visualizaban, conectaban con su energía y después le hacían preguntas como para qué se podía emplear, cómo solucionar determinada dolencia y demás.

Si este catálogo se te queda corto y necesitas más información te recomiendo el siguiente libro de Scott Cunningham:

[amazon_link asins=’1567188834′ template=’ProductCarousel’ store=’portalmistico-21′ marketplace=’ES’ link_id=’a50f142a-f781-11e7-8eb9-9b5ef7f17d04′]

No olvides pasarte también por nuestra sección de Piedras Mágicas.